NACIONES UNIDAS (AP) — El jefe de asuntos humanitarios de Naciones Unidas advirtió el viernes que se está perdiendo la lucha contra la hambruna en Yemen, que ya enfrenta la peor crisis humanitaria del mundo debido a que el 75% de los 29 millones de habitantes requieren de asistencia.

Mark Lowcock le dijo al Consejo de Seguridad que la situación “se ha deteriorado de forma alarmante en las últimas semanas”.

Afirmó que la situación es “desoladora” y que “podríamos estar cerca del punto crítico, y una vez que lo rebasemos será imposible evitar la pérdida masiva de vidas como resultado de la hambruna generalizada en todo el país”.

Lowcock señaló que dos hechos recientes amenazan con abrumar las operaciones de ayuda: Un grave deterioro económico que ha reducido casi en un 30% el valor de la moneda yemení, y el recrudecimiento de los combates alrededor del importante puerto de Hodeida.