estudiantes-buap-alza-transporte..jpg
Redacción8 octubre, 20192min160

A través de redes sociales, alumnos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) rechazaron el aumento, de 6.50 a 8.50 pesos, aplicado al pasaje de transporte público y llamaron a marchar en contra y para pedir la municipalización del servicio.

Agrupados en la Comunidad Autónoma de Estudiantes de la BUAP, señalaron que la “Primera Movilización Estudiantil contra el Tarifazo” saldrá de la Facultad de Antropología, el próximo 10 de octubre a las 12:30 de la tarde, rumbo a la de Computación, ubicadas en Ciudad Universitaria (CU).

En la página de Facebook “Asamblea Universitaria BUAP”, detallaron que la marcha será “interna”, en un primer momento, a fin de ir integrando estudiantes, para después salir a las calles, aunque aún no se especifica la ruta a seguir.

Los estudiantes proponen que las autoridades consideren la municipalización del transporte público y de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), para que no suban sus precios, y echar abajo la reforma energética aprobada en 2013 “causante de los gasolinazos”.

Asimismo, destaca que no están de acuerdo con una tarifa especial para estudiantes, como se planteó desde la Rectoría, pues sostienen que, como alumnos de universidad pública, se deben al pueblo y no aspiran a tener privilegios.

Fuente: Ángulo 7

 

aumentopasaje.jpg
Redacción6 octubre, 20196min100

 

El gobierno de Puebla anunció un incremento a la tarifa del transporte público de 2 pesos para las minivans y de 2.5 pesos para los microbuses, de tal forma que el pasaje quedará en 8 y 8.5 pesos en ambos casos.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Guillermo Aréchiga Santamaría, confirmó el aumento en una conferencia de prensa que ofreció la mañana de este domingo, acompañado de líderes que representan al 80 por ciento de los concesionarios del estado.

El aumento a la tarifa fue autorizado por el gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta, del partido Morena, a cambio del compromiso de los transportistas para renovar sus unidades, colocar dispositivos de seguridad y una revisión semestral a los conductores, en un plazo de cuatro meses.

El incremento ocurre en la misma semana en la que se registraron tres decesos de personas en accidentes en los que estuvieron involucradas unidades del transporte público.

En su intervención, el secretario justificó el incremento al señalar que el gobierno de Barbosa Huerta es el único que asumió el costo político de aumentar la tarifa del transporte público, a diferencia de los últimos cinco gobiernos estatales que evitaron aplicar la medida pues esta resultaba antipopular.

“… es la decisión de un gobierno comprometido con las clases populares, no hay manera de mejorar el transporte si no se le invierte en ello, en la posibilidad de que los poblanos y las poblanas viajen seguros… yo más bien diría que fueron decisiones populistas, que también las hay, las hay de derecha y muchas, las que impidieron que tomaran decisiones cinco gobernadores anteriores en más de nueve años”, expuso.

Al mostrar el acuerdo que este lunes será publicado en el Periódico Oficial del Estado, Aréchiga indicó que el gobierno del estado fijó un plazo de 120 días para que los transportistas cumplan con las condiciones establecidas entre las que destaca la modernización de las unidades.

Explicó que los vehículos del transporte público suman 13 mil, cifra a la que deben sumarse taxis y otras unidades del servicio mercantil para un total de 30 mil, de las cuales 40 por ciento está rezagado en cuando a la antigüedad permitida.

La administración estatal no otorgará subsidios, aunque sí puede ser mediador para que faciliten créditos a los concesionarios con un interés de hasta el 13 por ciento.

En cuanto a la seguridad, los transportistas deberán colocar a las 13 mil unidades botones de pánico y localizadores satelitales (GPS), los cuales deberán estar conectados con el Centro de Comando C5 que se encuentra en Cuautlancingo y que depende de la administración estatal.

En cuanto a los conductores de las unidades, se establecieron supervisiones semestrales de antecedentes penales y la elaboración de un padrón único para que quienes sean retirados de alguna ruta no sean contratados en otra.

El funcionario estatal señaló que habrá operativos de supervisión para verificar que los concesionarios cumplan con los compromisos firmados, pues de lo contrario se les retirará la concesión.

Aréchiga no hizo referencia a los estudios técnicos con los que se definió el incremento a la tarifa al transporte público, aunque señaló que la nueva cifra se ubica en la media regional.

De acuerdo con datos de la Universidad Popular Autónoma de México (UPAEP),  el costo del pasaje en los estados de la región centro del país es el siguiente: Hidalgo (8 a 9 pesos), Tlaxcala (7 pesos por el primer kilómetro recorrido más 10 centavos por kilómetro adicional), Morelos (8 a 9 pesos) y Estado de México (10 pesos).

El secretario comentó que el mismo incremento sea aplicará en todas las regiones del estado, a partir del 12 de octubre.

Costará 30 mil pesos por unidad cumplir con compromisos: transportistas

El presidente de Transportes Unidos Región Valsequillo IndependienteMarco Antonio Méndez Salas, señaló que la adquisición de los localizadores satelitales, botones de pánico y modernización de las unidades, generará un costo promedio de 30 mil pesos.

Señaló que el incremento que autorizó el gobierno del estado no alcanzará para cubrir ese costo, pero indicó que los transportistas realizarán un esfuerzo para cumplir con las condiciones pactadas.

La última modificación al aumento en la tarifa fue en diciembre de 2010, cuando los entonces gobernadores constitucional y electo Mario Marín y Rafael Moreno Valle, pactaron incrementar a seis pesos la tarifa general.

Fuente: E-Consulta