taxi.colectivo.puebla.jpg
Redacción16 octubre, 20193min40

Con el incremento a la tarifa de la línea Periférico que pasó de 7.50 a 10 pesos, los usuarios que recorren esta vialidad tendrán una opción de transporte más cómoda y rápida, aunque no necesariamente más segura: los taxis piratas.

Este medio de transporte alterno e ilegal surgió desde hace varios años ante la falta de transporte público en la zona del Periférico Ecológico de Puebla y a que las pocas unidades que circulan —como la línea Periférico— tienen un tiempo de espera de abordaje de aproximadamente 25 minutos.

Actualmente, los taxis piratas o colectivos operan desde las 7:00 hasta las 23:00 horas y tienen un costo de 10 a 15 pesos, por persona, dependiendo la distancia.

Por ejemplo, al abordar el taxi colectivo desde Ciudad Universitaria a San Andrés Cholula, la tarifa es de 15 pesos, mientras que al abordarlo en la Avenida 11 Sur y Periférico hacia el mismo destino, el costo es de solo 10 pesos.

Esta tarifa, que ya está homologada con el precio de la línea Periférico es un punto a favor para los conductores de los taxis piratas ya que los usuarios podrían preferir usar este servicio en lugar del autobús, el cual no tiene la misma comodidad y no es tan rápido.

Aunado a lo anterior, otra de las ventajas es que no es necesario esperar para abordarlos pues estos hacen base en distintos puntos del Periférico y a lo largo del trayecto recogen a las personas.

En contraparte, este sistema de transporte no cuenta con medidas que garanticen a los usuarios un viaje seguro pues el conductor no se identifica al momento de subir pasaje y las unidades no están rotuladas, lo que implica un riesgo latente para quien utiliza este medio de movilidad.

A pesar de los puntos en contra que tiene abordar un taxi colectivo, los autobuses se verán amenazados en sus finanzas ante esta competencia desleal.

Fue el pasado 14 de octubre, cuando la Línea Periférico que circula por dicha vialidad y que va de Ciudad Universitaria a la planta armadora Volkswagen, dejó de cobrar 7.50 pesos y aumentó su costo a 10 pesos, confirmó la Secretaría de Movilidad y Transportes (SMT).
Para las demás líneas, la SMT a cargo de Guillermo Aréchiga, informó que en el caso del transporte tipo autobús o microbús el costo pasó de 6 a 8.50 pesos, mientras que para el tipo van el pasaje subió de 5.50 a 8 pesos.

Fuente: Periódico Central

tarifazo_-_copia.png
Redacción13 octubre, 20198min170

Con escasa participación se realizó este domingo la marcha ciudadana contra el alza al pasaje del transporte público, para exigir tarifa preferencial a estudiantes y adultos mayores.

No más de cien personas marcharon de “El Gallito (en el Paseo Bravo), al zócalo de la ciudad para condenar el incremento de 6 a 8.50 pesos que entró en vigor el sábado.

Con la consigna de “Barbosa, traidor; el tarifazo nos pegó”, acusaron al gobernador Miguel Barbosa Huerta de dar la espalda a los votantes que lo eligieron el pasado 2 de junio.

La protesta fue encabezada por el panista Hilario Gallegos Gómez, que forma parte de la organización Asamblea Ciudadana Puebla en Lucha. 

En su recorrido los inconformes exigieron echar abajo el aumento en tanto no mejore el servicio, además de tarifas preferenciales para sectores desfavorecidos.

Para los estudiantes demandaron un descuento del 50 por ciento y gratuidad para los adultos mayores.

Ven alza desmedida

Al llegar al zócalo Gallegos Gómez encabezó un mitin para condenar el incremento del 41 por ciento a la tarifa, pues consideró que es un alza “desmedida”, tomando en cuenta que el salario mínimo no se ha elevado proporcionalmente.

Advirtió que al aumento del transporte público le seguirá el de la canasta básica, por lo que denunció que se está golpeando la economía familiar

A la vez arremetió contra Barbosa Huerta al calificarlo de “traidor” al ver el alza como un “abuso” que no se diferencia a los cometidos por los gobiernos de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad.

Sin referirse al PAN, achacó la desigualdad social del estado a la “mafia moreno-galista, en complicidad con el PRI”.

A la vez rememoró el pasado de Barbosa Huerta como senador del PRD, pues lo acusó de apoyar las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto y el llamado “Pacto por México”, con los cuales —dijo— se dio paso a los “gasolinazos”.

Con el mitin de menos de diez minutos frente al ayuntamiento concluyó la protesta de este domingo, que se suma a la que realizaron el viernes estudiantes de la BUAP.

A decir del gobierno del estado, el incremento de la tarifa se concretó a cambio de una serie de compromisos por parte de los concesionarios, entre los que destacan la colocación de cámaras de seguridad y botones de pánico en las unidades.

Sin embargo, los supuestos compromisos no se establecieron por escrito en el decreto que se publicó en el Periódico Oficial del Estado, por lo que partidos políticos y organizaciones civiles han advertido que nada obligaría a los transportistas a mejorar el servicio.

Fuente: E-Consulta

transporte-publico-puebla-evaluación.jpg
Redacción9 octubre, 20192min30

Ante el aumento a 8.50 en el costo del pasaje, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta anunció que se aplicarán a los choferes exámenes de control y confianza como requisito para operar las unidades.

En entrevista posterior al primer informe de gobierno de la alcaldesa de Cuautlancingo, el mandatario emanado de Morena aseguró que aunque las obligaciones de los transportistas no están incluidas en el Periódico Oficial, su gobierno se encargará de que cumplan con los acuerdos como la instalación de sistemas GPS, cámaras, alarmas y aplicaciones, o de lo contrario, les serán retiradas las licencias.

“No cualquier tecnología, la necesaria de primer nivel, GPS, cámaras, alarmas, revisión de los choferes hasta llegar al tema de los exámenes de control y confianza. En cuatro meses, el que no tenga eso, adiós concesión”.

Por otro lado, señaló que pese a las manifestaciones que han sido convocadas para contrarrestar el aumento al costo del pasaje, este no será revocado y explicó que estos protestantes forman parte de partidos políticos de otros colores.

Dijo que los ciudadanos están en su derecho de hacer manifestaciones, pero aseguró que las protestas tienen un trasfondo político pues están organizadas por panistas y priistas que en su momento se beneficiaron con acuerdos en el tema del transporte.

La mañana de este domingo, el titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte en Puebla, Guillermo Aréchiga confirmó que partir del 12 de octubre incrementará el costo del pasaje: para el caso de transporte tipo autobús el precio pasará de 6 a 8.50 pesos, mientras que para las urvans el pasaje subió de 5.50 a 8 pesos.

Fuente: Periódico Central

 

PRI-PASAJE.jpg
Redacción8 octubre, 20194min50

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) pidió al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, aplazar el aumento de la tarifa al transporte público hasta tener un verdadero estudio que obligue a los concesionarios a actualizar las unidades.

 

En conferencia de prensa, el presidente del Comité Directivo Estatal, Lorenzo Rivera Sosa señaló que nadie cree que los concesionarios vayan a instalar cámaras y localizadores GPS para modernizar las unidades.

Sin proponer una tarifa ideal para el aumento del costo de este servicio, Lorenzo Rivera indicó que se debe dar de manera escalonada.

 

“120 días, dicen, que tienen para mejorar de forma muy importante el tema de transporte público; nadie cree eso. Nosotros estaremos pendientes de que así se dé y desde hoy hacemos un llamado para que se dé una revisión técnica, que se haga una previsión y que se haga un estudio y permita que el aumento sea de forma escalonada”.


Por su parte, la secretaria de acercamiento con instituciones educativas, Marisol Calva González, señaló que al mes los estudiantes universitarios gastarán más de 680 pesos para transportarse de la escuela a su casa.

Indicó que este gasto sobrepasa los apoyos que reciben los alumnos en becas, que es de 550 pesos mensuales, por lo que exigieron que se considere también un apoyo a este sector de la población.

Agregó que el aumento de 2.50 pesos es desmedido para la economía de los poblanos, pues representa un incremento del 41%, mientras que el salario mínimo solo incrementó un 16% en el último año.

Fuente: Periódico Central